domingo, 15 de enero de 2012

EZKORIA NEO NAZI TRAS LOS INCENDIOS DEL SUR

Alarmantes informaciones aseguran que la ultraderecha, enloquecida por el avance de los movimientos sociales y la creciente indignación ciudadana, comienzan a usar grupos hitlerianos –como se hizo con Patria y Libertad el siglo pasado–, para provocar tragedias que amparen en el caos, la represión y el terror.

Por Osvaldo Pino Tovar

Grupos de ultra derecha, íntimamente ligados, generalmente por lazos familiares, a los servicios de inteligencia militar del cono sur, nostálgicos de la dictaduras del siglo pasado, y como sucede en Chile, han comenzado una agresiva campaña para lavar la imagen de esos regímenes criminales y saqueadores y están reclutando neonazis.  

Sus propósitos son siniestros.

Se trata de contar con provocadores para cometer delitos atroces que puedan ser atribuidos a grupos de protesta como el movimiento estudiantil chileno o los reclamos de los pueblos originarios. O tener agitadores que movilicen a grupúsculos extremistas ávidos de hacer tonterías, una receta vieja como la humanidad.   

Dentro de este esquema no deja de llamar la atención que un ex militar israelí, recién licenciado y enviado por su propio país de vacaciones, haya sido el incendiario en Torres del Paine.

¿A qué estamos jugando?

Por eso, existen sospechas que algunos neonazis pueden estar detrás de la trágica ola de incendios forestales del sur del país, ellos actuando bajo el pretexto de “la supremacía blanca” sobre las etnias propias de estas tierras.

No es raro, además, que mientras arde el bosque y mueren los bomberos forestales, de inmediato un personaje tan ambivalente y sombrío como el ministro del Interior, Rodrigo Canzpeter, teniendo a su lado como un bulldog rastrero al senador Alberto Espinita de Pejerrey, anuncie represión y anti-terrorisno.

La derecha es experta en propiciar el despelote social para ofrecerse a restaurar el orden.

Según algunos especialistas en el tema, el primer ensayo sobre el uso de estos individuos, se hizo ya con algunos de  los encapuchados durante las protestas estudiantiles, más o menos burdamente digitados por las inteligencia de Carabineros. 

Además, a más de algún analista le ha llamado la atención como se copian los métodos usados entre 1970 y 1973 contra Salvado Allende, por el movimiento fascista Patria y Libertad, cuyo envejecido cabecilla, Pablo Rodríguez Grez, alias Pablito con H, se anda pavoneando por la prensa de derecha justificando los robos y los asesinatos de Augusto Pinochet.   

O los gritos de auxilio de Hernan Büchi, trasformado en un carcamal fascista, encontrando comunistas en su consomé.

En América del sur, los movimientos neonazis se encuentran presentes en casi todos los países y su razón de ser, según sus ideólogos, es la existencia de una minoría blanca.

Hay neonazis en países donde predomina económicamente la población de origen europeo, como también en naciones países de predominio mestizo, e incluso en países donde los indígenas constituyen la mayoría de la población.

Hasta ahora la adhesión a estos grupos es muy minoritaria y variable, sin que sus números coincidan con la proporción de población blanca. En un país de predominio mestizo, por ejemplo, la afiliación o las actividades públicas de estos grupos pueden ser mayores incluso que las de aquellos grupos de un país de predominio blanco como ocurre en Argentina

Allí, el movimiento racista e intolerante más importante fue el Partido Nuevo Triunfo, presidido por Alejandro Biondini. Hace algunos años fue obligado por la justicia a abandonar el uso de la cruz esvástica como su símbolo y posteriormente le fue negado el estatus de partido debido a su ideología nacionalsocialista. Sin embargo han presentado candidatos a  diputados en elecciones legislativas de Buenos Aires, en alianza con otro partido nacionalista aunque no neonazi.

Otra agrupación destacada, actualmente disuelta, fue el PNOSP (Partido del Nuevo Orden Social Patriótico) fundado por Alejandro Franze.

En Chile la cosa es menos notoria, pero más grave y antigua.

Desde los primeros años de la aparición del nacional-socialismo hitleriano en Alemania, se fundaron diversos colectivos, principalmente entre la comunidad de ascendencia germana.

El Movimiento Nacional-Socialista de Chile (MNSCH) fue el primer partido nazi creado fuera del área germánica europea. Este movimiento cautivó a gran parte de los grupos nacionalistas de la época, dejando de ser una agrupación con carácter de reafirmación de una colonia extranjera, para transformarse en un movimiento de carácter nacional, en donde participaron ciudadanos de diversa ascendencia, entre los que destacó el descendiente de alemanes Jorge González von Marées, dirigente del MSNCH.

González incluso fue diputado al finalizar los años de 1930 y sus llamadas Tropas Nacionalsocialistas de Asalto (TNA) eligieron otros dos parlamentarios por Temuco y Valparaíso.

Luego, a principios de los años de 1960 fue fundado el Partido Nacional-Socialista Obrero de Franz Pfeiffer Richter.

Heredero de toda esa corriente bárbara y criminal y de su esoterismo, fue el escritor Miguel Serrano, una de las figuras más representativas del denominado ocultismo nazi.

Durante los últimos años han aparecido diversas agrupaciones enmarcadas dentro del nacional-socialismo histórico, tal como el partido Patria Nueva Sociedad, fundado por Alexis López Tapia. También destacan una gran cantidad de agrupaciones formadas por cabezas rapadas neonazis, principalmente en las ciudades de Valparaíso, Santiago y en las del sur del país, siendo protagonistas de acciones de violencia contra grupos de personas consideradas desde su punto de vista como “factores indeseables para la sociedad” (inmigrantes, transexuales, homosexuales, raperos, punkies, drogadictos o simpatizantes de la izquierda).

Fundamentan sus actos de violencia y segregación con la defensa de supuestos valores patrióticos y cristianos, los cuales afirman que se han visto amenazados por la globalización y el pluralismo sexual. Más aún, en los últimos años ha salido a flote este tema por la muerte de dos jóvenes punks a manos de grupos que se autodenominaban como nazi-rapados, la intimidación a algunos escolares en toma durante la Revolución de los pingüinos, del movimiento estudiantil  y el ataque a inmigrantes de raza negra.

Según se sabe, actualmente operan en Chile cerca de 350 agrupaciones de carácter neonazi.

El internet le permite a estos grupos de extrema derecha mantenerse el contacto y uno de sus últimos referentes es el Clandestino Nacional Socialista, recientemente desmantelado por la Policía alemana, porque conspiraba para matar a 88 personas.

Tal número de personas figuraban en una lista de atentados planeados por el infame grupo,  que los agentes han decomisado en el refugio del colectivo en Zwickau, Sajonia.

Entre las potenciales víctimas había dos diputados del Parlamento Federal de Alemania. Se trata del diputado del Partido de los Verdes, Jerzy Montag, y del conservador Hans-Peter Uhl.

Ambos luchaban contra la penetración de la extrema derecha en la política contemporánea alemana.

Ambos han confirmado al periódico local, Süddeutsche Zeitung, que la policía les avisó del peligro que les acechaba.

Decenas de activistas de asociaciones musulmanas y miembros de la comunidad turca en el país eran también objetivos de la conspiración. El número total, 88, según afirma la prensa nacional, adquiriría un significado especial para el grupo: en la simbología del nazismo cifraba las palabras Heil Hitler, ya que la H mayúscula en ambas. es la octava letra del alfabeto.

La lista de 88 nombres es el último detalle macabro de la historia que ha conmocionado a la sociedad alemana.

Todo comenzó con una mera investigación por un atraco a un banco, que se transformó en una causa penal contra la célula neonazi. De momento la Fiscalía le ha atribuido al colectivo 10 asesinatos cometidos en distinta localidades,

La penetración de esta ideología, como ocurrió en Chile hace 40 años, ha llevado a las autoridades de Argentina ha ordenar la detención de un oficial de la policía de Buenos Aires acusado de formar parte de una organización neonazi que buscaba captar jóvenes a través de Internet para cometer atentados.

El subsecretario de Delitos Complejos y Lucha contra la Criminalidad Organizada, Miguel Ángel Robles, confirmó que una de las dos personas detenidas por integrar esta organización neonazi, Gabriel Bohdan Sobenko, pertenecía a la Policía Metropolitana.

Al momento de la detención, Sobenko "dijo ser oficial de la Policía Metropolitana, con lo cual se ha informado a las autoridades de Buenos Aires y pasó a disponibilidad", informó Robles.

El funcionario señaló que, además de Sobenko, fue arrestada otra persona y "un integrante de la organización está prófugo y está siendo buscado en el marco de la investigación del accionar de esa organización, que no se descarta que pueda tener una conexión internacional".

En los allanamientos realizados en tres viviendas ubicadas en la provincia de Córdoba, en Buenos Aires y en la localidad de Ituzaingo se hallaron "varias CPU y CD con propaganda nazi, banderas con cruces esvásticas, distintos elementos para captar a sus adeptos a esta doctrina y también para ejercer la violencia, como manoplas y bastones extendibles de metal, entre otros", informó el subcomisario Daniel Pérez.

Pérez añadió que todo comenzó en octubre de 2010 "tras la denuncia del padre de un joven menor de edad que estaba siendo captado a través de internet por la organización neonazi, denominada Alba Thule".

Alba-Thule es un término muy usado por el nazismo, "relacionado con la supervivencia del hombre blanco en el mundo", explicó Pérez. Según informó, esta red se dedicaba a "la difusión de teorías de superioridad de la raza, ideología neonazi", lo cual "infringe la ley", así como al "reclutamiento y adoctrinamiento de jóvenes".

Agrego que la organización pretendía extender sus redes a Chile y Uruguay.

Por eso, que las forestales cuyo racismo y desprecio por los mapuches es algo comprobado, contrate neonazis para trabajos sucios homicidas, es algo que no solo se puede desdeñar sino que se debe investigar.

fuente: www.clarinet.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada